31/07/2017

Los 3 mejores miradores de Menorca

Los 3 mejores miradores de Menorca

Menorca tiene muchos rincones especiales para disfrutar de unas inmejorables vistas al Mediterráneo y de unas preciosas puestas de sol en verano. Pero también tiene miradores de visita recomendada desde donde contemplar la riqueza del paisaje natural y de interior. La lista de propuestas podría ser extensa, pero nosotros te recomendamos tres puntos muy diferentes del territorio insular.

 

1. El Toro. Es un clásico pero vale la pena subir al punto más alto de Menorca. Situado en el término de Es Mercadal, en el centro de la isla, El Toro tiene 358 metros de altura y acoge un santuario dedicado a la Virgen María. Desde esta colina, puedes admirar el puerto de Fornells y todo el perfil de este tramo de la costa norte, las playas y los islotes, además de los pueblos de interior. En un día claro, se puede ver casi todo el litoral.

 

2. Faro de Cavalleria. También en el municipio de Es Mercadal se encuentra el punto más septentrional de la isla: el Cap de Cavalleria. En esta península rocosa de unos tres kilómetros de longitud, y con unos acantilados de unos 90 metros de altura, se levanta uno de los siete faros que hay en toda la costa de Menorca. Se ha puesto de moda como punto de interés para contemplar las puestas de sol, pero la visita es muy recomendable de día. Además de disfrutar de las vistas, de mayo a octubre está abierto el Centro de Interpretación que hay en el interior del faro, y todo el año se puede dar un paseo por el puerto natural de Sa Nitja y el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad romana de Sanisera.

 

3. Son Fideo. Uno de los balcones naturales más interesantes, y poco conocidos, mira al barranco de Son Fideo. Una buena propuesta para hacer un recorrido de interior para descubrir la riqueza natural y paisajística de la isla es un itinerario, de unas 3 horas, que arranca en el pueblo de Ferreries, toma dirección sur hacia Es Migjorn Gran para subir hacia Son Mercer de Dalt, y continúa hasta llegar a la cueva des Moro, uno de los yacimientos arqueológicos más interesantes de Menorca. En el tramo final, encontrarás un excelente mirador sobre el barranco de Albranca o de Son Fideo, con los acantilados típicos de estos surcos excavados en las rocas calizas de la mitad sur de la isla.